¿Es caos lo contrario de orden? ¿Qué orden tomamos como modelo? Desde un análisis que rompe con el aislamiento de ciencias y humanidades, Escohotado describe con claridad la gran transformación de las últimas décadas: frente al orden tradicional, sostenido por supuestas leyes eternas, los progresos civilizatorios y el extraordinario desarrollo técnico han inaugurado otras maneras de ver y entender el funcionamiento del mundo. La espontaneidad -proceso caótico por definición- resulta tan inevitable como económica.

Como ha dicho Fernando Savater, miembro del jurado que, en el año 1999, otorgó el premio Espasa de Ensayo a Caos y Orden, «el autor lleva las teorías más avanzadas a nuestra vida cotidiana, haciéndolas sugestivas y comprensibles para el profano, con un lenguaje limpio y elegante». Estamos ante una obra que organiza y actualiza conocimientos sobre el presente más inmediato,sin perjuicio de ser -por eso mismo- política en el sentido radical del término.