El Errante, el Incorruptible, el Hombre de Lagash... Son muchos los nombres con los que se conoce a Nippur, el protagonista incomparable de una de las más populares historietas argentinas. Y todos estos nombres le son merecidos.
Nippur de Lagash nació de la unión entre la prosa elaborada de Robin Wood y el arte fascinante de Lucho Olivera en el año 1967, en las páginas de la revista D'artagnan 151, publicada por editorial Columba. Esta editorial continuó ofreciéndonos sus historias en sucesivos números de la revista D'artagnan, para luego ampliar las aventuras con la edición de un comic-book propio, en el año 1972, llamado precisamente Nippur de Lagash. Esta revista se editó hasta el año 1974. Ilustraba sus páginas el excelente Ricardo Villagrán, mientras en D'artagnan dibujaba las historias del sumerio el hábil Sergio Mulko.
Este libro, titulado "Adiós a Tebas", recupera una selección de las mejores historias realizadas a principios de los años setenta, inmediatamente posteriores a las aparecidas en los tomos que recopiló Columba en la década del '80, con guiones de Robin Wood y el dibujo incomparable de Ricardo Villagrán. Los relatos presentados fueron publicados originalmente en la mencionada revista Nippur de Lagash, de formato comic-book.
En estas historietas encontramos el origen de su amistad con Hattusil, el guerrero hitita más poderoso de su tiempo. También veremos su primer encuentro con Karien, la reina de las amazonas, futura madre de su hijo Hiras. Y el nacimiento del amor entre Hattusil e Inim, los cuales se encargarán de la educación de Hiras mientras su padre continúa escribiendo hazañas en el alborear del mundo antiguo.
En pocas palabras, un libro excelente, de lectura especialmente recomendada para cualquier lector, e imprescindible para el verdadero fanático de Nippur de Lagash, que marca hoy, en noviembre de 2003, la vuelta del Errante al formato libro después de más de 12 años.

(del prólogo de Claudio Díaz)